viernes, 22 de junio de 2018

¡CERCANO!




 ¡CERCANO!

…El MAR. La MAR… Nuestro MAR,
 de variados azules. De verdes tonalidades.
A veces es lila.
A veces rosado
…Se ve: El  INFINITO lejano… ¡CERCANO!
Lo tocas, no alcanzas,
no es larga tu mano.
Mas mirarlo puedes.
Escuchar también
El DESTINO te habla. ¡Háblale tú a ÉL!

LA ALBUFERETA (ALICANTE) 22/06/2018
Mª Jesús Ortega Torres
Fotografía de paisaje de LA ALBUFERETA

martes, 12 de junio de 2018

BREVE ODA








BREVE ODA

¡Oh hombre!
Ven desde el PERDÓN,
porque yo, desde mi inicio…:
¡Fui TIERRA!

Fui tierra, y yo…
Desde siempre lo supe,
Tú conocerás ¡Oh hombre!
que tu lágrima a mí…, fertiliza.
Esto, yo..., desde el principio lo supe.

Pasó… Que… ¡Desde siempre fui TIERRA!
Tu lágrima en mí fertiliza mi ESPACIO.
También vi que tu lágrima en mí,
aún me hacía más bella.
…A mí,
que desde siempre lo supe
…A mí,
que, desde siempre fui:
…Tierra.

Mª Jesús Ortega Torres
ALICANTE 9/5/2018
Ilustración tomada de Internet

sábado, 2 de junio de 2018

ANHELOS






ANHELOS 
 Ha amanecido el día…
¡Ahí está el SOL!
Sus rayos, tan largos,
-que TRABAJAN-, nos transmiten 
ALEGRÍA, ARMONÍA y PAZ.
… ¡CRECER, CRECER, CRECER!
Su FUEGO y su LUZ,
para los TRIGALES y los AVELLANOS,
para el CERVATILLO, y las MARIPOSAS…
A NOSOTROS TODOS,
a TODOS NOSOTROS, anula el letargo…
Con nuestros ANHELOS, podremos SEGUIR.

ALICANTE 2/06/2018
Mª Jesús Ortega Torres




Ilustraciones:
  -Fotografía de especie de cactus con abejas libando en el "Campus" de San Vicente del Raspeig ALICANTE.
-Oleo de paisaje, pintado con estilo impresionista y con la figura simbólica de "PINOCHO"







lunes, 23 de abril de 2018

EL COSMOS IMPERTINENTE- 23 / 04 / 2018 -





EL COSMOS IMPERTINENTE
“Día 23 de abril de 2018”
(Hojas de Ensayo)

“La vida es una historia contada por un idiota, una historia
 llena de estruendo y furia, que nada significa”- MACBETH-
                          WILLIAM SHAKESPEARE

“De los diversos instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo. El microscopio, el telescopio, son extensiones de su vista, el teléfono es extensión de su voz; luego tenemos el arado y la espada, extensiones de su brazo. Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y de la imaginación”-LIBROS-
JORGE FRANCISCO ISIDORO LUIS BORGES ACEVEDO (1899-1986)


No creo que el Cosmos sea “impertinente” (o sí…). Solamente he hecho una simple reflexión de lo que los seres humanos, como copartícipes del llamado COSMOS, podemos parecer. También de algunos hechos que nos acaecen e incumben, y las influencias tanto entre personas entre sí, como nuestra relación e interacción con los animales, demás seres de este cosmos y las cosas con todas las personas.
            Cosmos es el: “Conjunto de todo lo que tiene existencia física en la Tierra y fuera de ella”. Seguimos en el Diccionario de uso del español en su “versión abreviada” de María Moliner y otra acepción, le da el nombre de Cosmos al “Mundo” al “Universo” e introduce una subacepción: “Ese conjunto considerado como un todo ordenado por oposición al caos”.
            Se nos ha presentado esta palabra así, y creemos, que todo lo que vemos, todos nosotros, formamos parte del Cosmos. Sabemos que, en todo ese gran espacio, que constituye el Cosmos, todo está inter-relacionado. Todo está inter-comunicado y también vemos, que, de un conjunto de muchas individualidades, se ha formado ese todo, que tiene una denominación que nos une, tanto a seres racionales, como irracionales. Seres animados e inanimados, cosas y también los hechos y los cambios, acaecidos por todas nuestras respectivas: Influencias, conocimientos, inventos, leyes, preceptos, sentimientos, instintos, apetencias… También por nuestras interferencias.
El Cosmos lo ha albergado y sigue albergándolo todo, desde la primera piedra con la que el hombre se defendió y logró hacer de su propiedad, porque la necesitó. Siguiendo en nuestro MUNDO, las primeras tablillas de arcilla con las que los sacerdotes, en principio, contaban con signos, el haber de las cosechas y que hemos podido aún contemplar, protegidas en espaciosas vitrinas, intocables, en ANKARA, por ejemplo, y que como referentes nos vienen a demostrar la evolución del ser humano desde sus anales, y compendiando, posteriormente, además, sus sentimientos e instinto de conservación que debería de seguir siendo progresivo.
            CICERÓN (106-43 a.C.) fue quien llamó “PADRE DE LA HISTORIA” a HERODOTO (484-425 a.C.), ya que las investigaciones de quién fue el primer historiador, nacido en HALICARNASO, para evitar que todo lo que acontecía quedase olvidado, escribió sus “CRÓNICAS”, que contaban no solo las hazañas de los griegos, sino, también las de los bárbaros. Contó también las actitudes de vencedores y vencidos porque no olvidó en esto el “PATHOS” (sentimiento), y tampoco lo olvidó en las relaciones establecidas entre los seres humanos y las divinidades. Estas crónicas se cierran con un elogio bellísimo, hacia los persas porque: “prefirieron ser pobres, dominando a los demás, que vivir en la comodidad, pero sirviendo a otros”.
            Elogió a los héroes de Maratón: … “en Grecia la pobreza fue siempre congénita, pero con el valor, con el buen sentido, con la fuerza de las leyes, los griegos combatieron, no solo la pobreza sino la sumisión al extranjero”. Dejó bellamente plasmada la dignidad del vencido ante el vencedor y en ocasiones la benignidad y la piedad del vencedor hacia el vencido.
            De la importancia de la contabilidad en unos signos acuñados en tablillas, a la igualmente importancia y grandeza de la palabra escrita, para transmitir hechos, historias, sentimientos, desde la época o periodo cuneiforme, antes de la Era Cristiana y posteriormente y después de ella, con mucho más lapso de desarrollo y envergadura, tenemos y desearíamos seguir teniendo constancia. Confiamos en “salirnos con la nuestra” en este empeño, aunque las tribulaciones sean cada vez mayores, también, paradójicamente, los impedimentos lo son para llevarlas a cabo, porque siguen existiendo las: traiciones, las calumnias, las afrentas, las luchas, las venganzas, los rencores…, igual que siglos antes de Cristo, pero ahora distribuidas, en muchas ocasiones, a domicilio y, para que surta el malévolo efecto deseado, de modo sorpresivo, y por tanto traicionero.
            Mi reflexión, sobre nuestro “Cosmos impertinente”, sería hacer partícipes a quienes tengan la curiosidad y amabilidad de abrir este trabajo para leerlo, que se agregasen a solucionar un grave problema que ya detectó el primer historiador, nuestro admirado HERODOTO:
Creemos lo que dijo de que:
Mis deducciones a este inmenso, grandioso, y solemne pensamiento son que:
Somos, todas las personas, vencedoras. De momento lo somos en potencia y de modo utópico.  HERODOTO nos sirve en bandeja unas condiciones a las que ni hacemos caso.  El primer historiador de la historia, sabía que, siguiendo unas leyes, que además son NATURALES, todo podía ir bien.
Los aborígenes australianos tienen un proverbio que define nuestro paso por esta TIERRA y reza así:
“Todos estamos de PASO en esta VIDA. Hemos venido a OBSERVAR, APRENDER, CRECER, AMAR y volver a casa”.
Desde nuestras antípodas y en cualquier tiempo y también lugar, sabemos que, aunque nacemos para morir un día (el día que nos toque), también hemos nacido para VIVIR, y para hacer este vivir de un modo acorde con nuestras circunstancias, y para que, estemos donde estemos, nos permita un sosiego y una tranquilidad asistida. Poder estar siempre saciados, tanto físicamente, como interiormente y con un espíritu armónico, no para luchar unos contra otros, no para usar bombas unos contra otros, hasta algo: el infinito, que en el Cosmos está pensado tantas veces porque este, puede tener varios adjetivos calificativos, determinativos, distributivos…, y uno de ellos puede ser y es, este calificativo: INFINITO
¿Existe el INFINITO?
Sí, porque en el espacio, el COSMOS es infinito. Sí porque en el tiempo, el COSMOS es infinito, y hay muchas buenas cualidades en el SER que queremos siempre admirar y que además queremos que sean, también en el tiempo, y en todos los espacios: infinitas. Por ejemplo: Nuestro MUNDO, dentro de este COSMOS.
…Pero…
¿Por qué ha de ser el daño infinito? Si nacimos para ser VENCEDORES. Si esta palabra, no es una utopía, la vida no nos puede mostrar continuamente su trasero, entendido este, como lugar proclive a la suciedad. Nuestro tiempo infinito, ha de cambiar a una racionalidad compartida por todos los que deseen VIVIR. Por todos quienes deseemos VIVIR:   TODOS, lo mejor que podamos y con más alegrías que con penas, a ser posible. Solo queremos nuestras penas, y alguna más tendrá que venir si todavía no llegó, pero tantas guerras personales, tanta perplejidad transmitida de unos a otros, tantas catarsis inducidas, ajenas a nuestras personas, con las que se puede atinar, pero que, a veces dañan…,  no nos hacen vencedores, ni a víctimas ni a agresores y, además, nos impiden, a veces usar nuestros medios para la defensa, porque podemos caer al primer golpe .
Yo he querido llamar a este pequeño compendio de ideas aspirantes a ser leídas y comprendidas por alguien más que por mí misma que las genero y que las estoy emitiendo, como “El COSMOS IMPERTINENTE” y en lugar de un título lógico: “Día del libro”, que hubiera sido natural, por ser este día 23 su día y, además,  tener el honor de haber nacido en el mismo país que MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA, haberle leído e igualmente tener el honor  de haberlo hecho con alguna de  las inmortales creaciones del dramaturgo inglés WILLIAM SHAKESPEARE, que no fue quien escribió “EL QUIJOTE”, pero que en la frase de introducción y ya, en el siglo XVI, nos dice, que podemos escribir nuestra propia historia. Nos recuerda que, cuando queremos escribir las historias de otros, los demás héroes, para quien escribe sobre los demás, siempre queda algo en el tintero. Algo que contaría mejor quien lo ha protagonizado. Creo que, si quisiéramos o pudiéramos cada persona, contar nuestras proezas y fracasos cotidianos, tenderíamos a hacer un COSMOS PERTINENTE y ADECUADO, porque habría una reflexión individual, que daría lugar a una superación mundial. Creo que la palabra MEDITAR, es muy importante y la tenemos descuidada.
He intentado profundizar en ambas personalidades y se me ocurre pensar, que, en ellos, CERVANTES y SHAKESPEARE, también tuvo que haber un “antes” y un “después”, desde que se atrevieron a esgrimir una pluma como si fuese una espada y la emplearan como un utensilio de labranza, para poder remover y renovar (según apreciemos), nuestros criterios, impulsos, sentimientos… Todos quienes han escrito, todos los escritores que están haciéndolo, con su pensamiento pueden atravesar los confines de este COSMOS IMPERTINENTE, y con el deseo de poder hacerlo…, llegar a:
… ¡LOGRARLO!
“La vida no es un problema que hay que resolver, es un misterio que hay que vivir”, nos dice RAINER MARÍA RILKE (1875-1926)
Este razonamiento está pleno de, a pesar de su juventud, un gran conocimiento, puesto que, cada instante que nos depara la vida, es una nueva sorpresa y nos debemos habituar a recibir nuestras personales novedades cotidianas, siendo conscientes de las mismas para saberlas aplicar, separando lo positivo que nos depara, y así, fortalecernos. El cúmulo de negativismo, si nos queda estancado, y sin resolver, puede velar todo lo positivo. Nuestro conformismo, con el consiguiente aletargamiento de ideas y hechos, no nos hace avanzar a mejor y más ecuánimemente, como se debería notar, “mucho tiempo ha”. MIGUEL de CERVANTES y WILLIAM SHAKESPEARE, que tuvieron en él, como todos los que hubo y han venido tras HERODOTO, al precursor, nos muestran caminos en miles de hechos, historias, cuentos, fábulas, poemas…, para que nos reconozcamos, podamos sacar unas conclusiones y adaptarlas a cada uno de nosotros, pero no de modo egoísta e individualista, sino empático, y con un poco de esfuerzo personal a la medida de cada cual. No solamente este COSMOS, que ocupa la esquina de nuestra mesilla de noche y que se llama LIBRO, puede ser la distracción de unos momentos aburridos, o la recomendación de alguna persona amiga. El libro, los libros son algo más. Son como la luz que ilumina los arroyos, que no dejan de fluir y alimentar los campos, dándoles cada día la vida y renovándola como nuevos. Los libros, si desarrollamos sus enseñanzas y, discernimos sobre sus advertencias, encuentran el sentido de su existencia. Poniéndolas en práctica, nos hacen a todos mejores. Seríamos todos VENCEDORES y sería muy importante que la humanidad solo estuviera hecha para VENCEDORES, pero para ser TODOS VENCEDORES.
Si esto no fuera una UTOPIA, no habría vencidos.
Estamos en el siglo XXI y nos conmueve, muy desfavorablemente, tener unas estadísticas con respecto al analfabetismo mundial, con considerables cifras y nos apena que el progreso que debería de aportar la informática, reste y no ayude, ya que al valerse de signos e iconos, las nuevas generaciones, tienen menos oportunidad para pensar y aumenta por tanto, su analfabetismo funcional. Confiamos que cada día se unan más personas y puedan repetir, en muchos lugares, un idéntico pensamiento al de MARIO VARGAS LLOSA, que expresa que: “Aprender a leer es lo más importante que me ha pasado en la vida”.
Si nuestro mundo no lee y no comprende lo que está leyendo, no se pueden poner en práctica las enseñanzas y experiencias de quienes ayudan a que la evolución de nuestra TIERRA, mejore y se pueda seguir perteneciendo a un COSMOS viable y con opción a mejoría. A: lo mejor, no hay que ponerle freno. Que se pueda leer un recibo o factura, no es suficiente. Hay que comprenderlo y leer otras muchas cosas que nos está pidiendo a cada paso la vida.
Hablo en nombre de la PAZ, porque ella está ausente. Creo, que me atrevo a hacerlo, sacudiéndome prepotencias, y vanidades y desde mi ignorancia y modestia. Ella, la PAZ, está en crisis también, como todos parece que lo estamos en este, nuestro mundo, pero su crisis ha sido siempre eterna y ELLA, la PAZ, se debe de preguntar para qué sirve y si su significante tendrá alguna vez significado ya que no la dejamos existir. La PAZ, sabe muy bien, que con las últimas ascuas que deja una guerra, se enciende otra, y así ha sido a través de todos los tiempos y… que apenas existe…
¿Por qué será?
            No puedo olvidar otra palabra bella: PERDÓN, porque su significado y significante, lo hemos podido admirar al leer, como lo han logrado, protagonistas de las novelas de grandes o pequeños autores, que han querido conciliar a hermanos, padres e hijos, a nuevos o viejos amantes en un reencuentro…, y que hacemos nuestro y leemos con emoción, de modo general y personal. El perdón en esas vidas y en las nuestras, puede ser la palanca a un PERDÓN UNIVERSAL.
… ¡Claro! Y también…: ¡Otra UTOPÍA!
Este UNIVERSO. Este COSMOS IMPERTINENTE, que se excusa en un DIOS para lapidar, matar, dejar morir de hambre. Que se excusa en su honor, su tierra, para seguir enredando y formando marañas, que, además, estigmatiza, lo que él mismo crea…, ha de trazarse otro camino en el que converjan las afinidades que nos unen a TODOS con él, en mayor grado que las que nos hace destruirlo día a día, a quienes lo estamos habitando.
El UNIVERSO de todos, imaginado para agradecer, me resulta más agradable que la realidad actual, en la que cada día nos hace entristecernos, llorar, asombrarnos por un hecho o más de uno, porque atacan nuestra alegría que debería ser natural y espontánea. Afortunadamente, también hay buenos gestos que nos alegran, que nos emocionan por su grandeza y que debían ser habituales y más frecuentes y de todos para todos, aunque las buenas noticias siguieran sin vender.
Desde que la historia es HISTORIA y desde que se escribe, el buen escritor ha procurado y ha apostado por un mundo mejor. Ha querido un COSMOS MEJOR. El escritor ha ayudado siempre, y el fruto de su esfuerzo que lo constituyen los libros, se ve reflejado en sus pensamientos que son, como pequeñas porciones de ellos mismos y nos delatan sus buenos impulsos y su entrega en nuestro mundo. Son muy compatibles todos los libros que ayudan a nuestra libertad, formación y en general al conocimiento y análisis de este Mundo y a pesar de las distintas épocas, ideologías, creencias, sexos, razas, motivaciones…, de quienes escriben, todos convergen en el punto común, de UN MUNDO MEJOR.
Termino mi pequeño ensayo sobre algo que toda la humanidad conoce, con una muestra de grandes pensadores y que supieron por su experiencia, de la grandeza de los libros.
“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho” MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA (1547-1516)
“La lectura nos regala mucha compañía, libertad para ser de otra manera y más” PEDRO LAÍN ENTRALGO (1908-2001)
“Cuando rezamos hablamos con Dios, pero cuando leemos es Dios quien habla con nosotros” SAN AGUSTÍN (354-430 d.C.)

“Oír o leer sin reflexionar, es una ocupación inútil” - “Es mejor encender una vela, que maldecir la oscuridad” CONFUCIO (551-478 a. C.)
“Gracias a la vida que me ha dado tanto” VIOLETA PARRA (1917-1967)
“Hemos venido a este mundo, como hermanos; caminemos pues, dándonos la mano y uno delante de otro” WILLIAM SHAKESPEARE (1564-1516) -HAMLET-
“Las personas que se esfuerzan por hacer lo correcto siempre parecen locas” STEPHEN KING (1947)
“Un escritor no escoge sus temas. Son los temas quienes le escogen” MARIO VARGAS LLOSA (1936)
“Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el arte de vivir juntos como hermanos” MARTIN LUTHER KING (1929-1968)
“Un día sí y otro también, llegaban noticias de que un 1, había sido apaleado en un colegio o en medio de la calle, por ser sospechoso de proceder del 4” “NÚMEROS PARES, IMPARES E DIOTAS”:  ANTONIO FRAGUAS de PABLO- FORGES- (1942-2018) y JUAN JOSÉ MILLÁS (1946)
“Con la Iglesia hemos topao” MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA – “DON QUIJOTE DE LA MANCHA”-

Punto y final, con algo, que todas las personas en todos los continentes sabemos:
Nuestro MUNDO gira alrededor del SOL
 Hay que cambiar algunas cosas para que pueda seguir haciéndolo ya que así se creó. Los escritores y sus libros nos ayudan y avisan, también ahora, para que no nos autodestruyamos y nos concienciemos y reconciliemos con nosotros mismos y con los demás.
... Hay también una palabra que a veces se nos olvida expresar y es la de dar las
¡GRACIAS!
¡FELIZ DÍA DEL LIBRO!
¡FELIZ DÍA DE TODOS!

Bibliografía:
Citas en LIBROS leídos, artículos en los PERIÓDICOS, programas de RADIO, T.V.E. e INTERNET.
Deducciones logradas por la LECTURA de mis LIBROS. Por mis TERTULIAS personales, y en distintos ámbitos: (Profesores, Amistades, Universidad, Conferencias, Radio, T.V.E. Talleres de Pintura y Tapices.)
Poso causado por mi desarrollo, como el de todas las personas: PECULIAR y ÚNICO…
Mª Jesús Ortega Torres
Alicante 19/04/2018





            






domingo, 25 de marzo de 2018

AHORA SON CUATRO







¡…A…, como a TANTOS!

Hoy que la juventud, me ha abandonado.
Que tengo otra mirada, otra sonrisa,
Otra forma de pensar… ¡Otro talante!
Si miro hacia atrás
¡Es la locura!
También locura es, mirar hacia adelante.

Me quedo en el presente
…Y, voy pasando
los segundos, minutos
…Y, las horas

Los días así yo voy
…Yo… ¡TOLERANDO!
Lo que venga, vendrá,
pero hoy: ¡DISFRUTO!

Porque QUIERO yo a
 un SOL y a un MAR,
que a mi bañan y
 me acompañan.

Y… Quiero, quiero
a FAMILIA, a AMIGOS,
yo les quiero y me quieren.
Lo demuestran de algún modo
–sin TEMOR-
Yo, también sin TEMOR
“…, de vez en cuando”.

¡SIEMPRE! el UNIVERSO  a mí
me engloba.
Me engloba el UNIVERSO a mí.
¡También a TI!

…Como a tantos, como
 ¡…A…,  como a TANTOS!


ALICANTE 5/12/2009>>>26/02/2018
Mª Jesús Ortega Torres





 YIN-YANG



El viento me quiere tirar.
El agua mojar.
El río llevar.
La piedra dañar.

El pájaro, la estrella,
el gato, el fuego
…Me cantan, alumbran.
Me enseñan, me calientan.




ALICANTE 11/03/2018
Mª Jesús Ortega Torres



 SIN SOÑAR

Quién pide nos mira al vernos pasar.
A veces sus manos, otras un platillo,
nos hacen parar.

Desahucio día a día.
El no trabajar les marca su hastío.
¡No pueden soñar!

La mirada ausente, sus bocas resecas.
Las ropas raídas.
Fatal desencanto buscando alimento
¡Físico y moral!

Hay tantos…
¡A cientos!
No puedo contarlos.
No quiero contar.

Carpanta, hace tiempo,
era un personaje que,
debajo de un puente, tenía un hogar.
Pero ahora no hay puentes
¡-Tan solo barreras-!
...Para que no pase, quién debía pasar.

Y, todo es de todos.
No puso fronteras ¡-Nunca-!
el UNIVERSO.

No puede haber PAZ, si no respetamos
que, el otro, es igual y,
 que todos somos, muy afortunados.
Si a ellos no olvidamos
¡Lo seremos más!

El “Templo Sagrado” -nuestro CORAZÓN-,
no tiene fronteras.
Demos ese afecto. Demos esa ayuda.
¡Demos ese AMOR!

ALICANTE 13/03/2018
Mª Jesús Ortega Torres


METÁFORA
Me cortaron las alas
 ¡No puedo ya volar!
Presa estoy en una nube... ¡Una nube voraz!
Absorbió agua de mares, ríos. Lagos también,
y me tiene mojada desde pies a cabeza,
desde cabeza a pies.

¿Por qué volé tan alto?
  ... ¡Mera confianza en mí!
Desde aquí veo los campos y horizontes sin fin.
Valles, altas montañas… Pero yo soy más alta.
Pero yo... ¿Soy mayor?

Subirme yo a esa nube, fue mi logro mejor,
el regalo más grande que pudo darme DIOS.
Como gota de lluvia, un día descenderé,
y así, "gota tras gota", al río de la vida
¡Seguro! … ¡Volveré!

TORREVIEJA 18/03/2018
Mª Jesús Ortega Torres
 Ilustración con campo y huerta de BENEJUZAR y nubes. Cadena de montañas de CALLOSA de SEGURA (Alicante) al fondo.






sábado, 17 de febrero de 2018

TRES VIAJES





TRES VIAJES:

            Silba, silba… Silba el tren por el caminito llano. / Veo castillos y paisajes de montañas y de campos. / Silba, silba…, que ya llegas al destino requerido, / unos bajarán aquí, otros: seguimos camino. / Porque la tierra es redonda ¡Da para mucho este sitio! /
            Bailan gnomos en el bosque, las hadas vuelan al cielo, / y, con su varita mágica, tocan todo y lo hacen bueno… / Madreselvas y otras flores como una alfombra en el suelo. / Los pájaros con su piar, forjan su entretenimiento, / y yo, escucho sus rumores, mientras tanto: ¡Me paseo…! / Pues vamos poquito a poco y atravesamos el tiempo. /
           
            Bosques, prados y trigales…, también a la luna he visto, / pues no ha salido aún el sol y voy en este tren / en busca de un camino, en busca de un destino. /¿En busca de un amor...?/
            Quijote soy de aventuras, sueños, y fantasías, / que también las hay de amar… La luna me sonríe y también sonrío yo, / porque el viaje que he emprendido, es un viaje de ilusión… / Pasión con ilusiones. Ilusión con mi pasión. / Marcha, marcha. Silba, silba… No te detengas, no. / ¡No te detengas,  nooooo…! /
            El paisaje es de cuento: Enanos pinos, rosadas nubes, / casitas de caramelo sin bruja ni ogro dentro. / Solo hadas, príncipes, princesas, reyes, reinas y paz quiero encontrar. / Están ahí, escondidos, y yo los quisiera hallar. /
            Todo en la vida es poesía y tan solo hay que encontrarla, / pues muchas veces se esconde, o no vemos donde está. / Si hallamos la inspiración, / con diligencia anotamos lo que ella sugirió. / Lo escribimos y contamos, vamos haciendo camino… / Y seguimos en las vías sin estridencias, sin ruidos. /
            Ahora entran unos niños, / y nuestra paz terminó. Ellos también tienen  alas, y, / como el “Ave”,- atravesando valles, traspasando montañas-, /  y captando en sus mentes los bellos paisajes / y con sinceras y espontáneas palabras, / conservan la ternura, conservan la ilusión, / hacia un nuevo lugar que les recibe y espera. / Gritan mucho, ríen más, alborotan, nos alegran, / ninguno porta disfraz. Son así, tiernos, auténticos, / la merienda tomarán y entre juegos y alegrías, el viaje terminará. / Tarde alegre. De contento para todos, / de inolvidable recuerdo y de emotivo final. / El camino no se acaba, ni al principio ni ahora mismo / pero a todos  entusiasma, si se llega a terminar… /
           
            Día nuevo: Nueva opción...  / Veo a dos adolescentes,  / que pelean por pulsar  el botón del ascensor…/ La mayor tiene ya un novio / ganó el pulso a la menor. Y río, río contenta, / ¡en el mundo aún hay inocencia…! / Y sigo, sigo pensando yo, qué hacer para que no se pierda…/
¡Que no se pierdaaaaaa…!
            De la capital me traje, el encanto de Cézanne, / la imagen de su montaña…, Sainte -  Victoire. Una imagen sin igual. /

            Y estoy emprendiendo otro viaje sin maleta: / Con mi alma…Bastan unas zapatillas y subir a esa montaña. / Y arriba tocar el cielo, porque abajo no lo encuentro/ dormir bajo las estrellas y que me despierte el sol, / con fulgores y calor que en las cumbres llega antes/ y no te los quita nadie.

“Corre, corre borriquito…”,

 ¡No es borriquito…!  / Es el tren, que nos conduce, transporta, y solo se mueve él… / Corre, corre trenecito…, tengo prisa por llegar. / Si no corres yo me duermo, y quisiera estar despierta, / para ver esos caminos, pueblos, montañas y valles, / que encuentro sin esperarlos… ¡sorpresas que tú me das! Para, para… ¿A quién esperas?/ ¡Ay, que  llegaremos tarde…! No te demores y atiende: Tú marcha siempre “pa alante”. / Y ahora, empiezas a andar lento, / dentro de nada, caminarás  más deprisa… /  ¡Correrás. Tú correrás…!

¿Y, encontrarás la fuente? /

“Aquella eterna fuente está escondida
que bien sé yo do tiene su manida
aunque es de noche”

Leo…, leo versos de San Juan de la Cruz. / Palabras bellas que nos elevan. Nos dignifican, también nos transportan. / Y yo voy en el tren; con esas palabras camino…: Encontrar la fuente… /
            Sigue. Anda…, ya volamos un poco. Camino de hierro que no se oxida, / aunque no pueda parar el tiempo. /
La mañana, la tarde, la madrugada, se suceden y pasan. / Los raíles del camino, nunca descansan. / Estoy subida a un tren. El tren me está a mí llevando…/ No me pierdo en el camino, el tren me está transportando. /
            El arco iris, salió; yo lo vi por la mañana, / toda la noche lloviendo y ahora, al fin, llegó la calma. El paisaje iluminado; / olor a tierra mojada; los paraguas al armario: ¡Luce el sol…, azul la trama! /
Unos charcos y unos niños se divierten…, cosa sana y natural a la vez. Si se distraen, se calman. / Los mayores, presurosos, a sus trabajos, que aguardan. / 

            Y…, rueda el tiempo. Es un aro. De dar vueltas, no se cansa, y, con él rodamos todos, / hasta que un día, ese tiempo, / ese aro, cesa y todo lo andado, para. / Para y cesa nuestro tiempo, porque / se acabó y se acaba el plazo que se nos dio, / y seguirá para otros, hasta que lo mismo ocurre, hasta que lo mismo pase, / porque nuestro tiempo manda. /

            Todo el viaje voy de espaldas, / mirando lo que dejamos… ¡es natural!,/  y, asentada en el presente, / veo pasado que fue y futuro por venir, / que es el presente que avanza. ¡Con mi mano, voy a alcanzarlo…!/

            Un pantano natural y unas canteras, / hay al borde del camino. En el suelo la hojarasca. / Montañas escalonadas que llegan… / ¡Tocan el cielo en esta mañana clara! / Un pueblecito, apaisado, aparece allá… En lo alto. / Casitas todas iguales,  un bosque lo ha rodeado. / Adivino que un jardín, adornará sus moradas, / y que con flores doradas, rojas, naranjas y malvas/ y perfumando el ambiente, al pueblo han de engalanar. /
            Energía eólica encontramos… Llena campos y montañas / y da vueltas sin parar. / Es mágica su energía. Energía de la tierra. Energía natural… /
            Lo hemos recorrido todo. Bueno, bueno…, /casi todo y para hoy, hay un final. / Descubrimos…: Una luna, nubes rosas y una fuente; / un pantano, unas canteras. Ingenuas adolescentes, / trigales y borriquito
 …Niños, campiñas, riberas, / príncipes, princesas, reyes, reinas, hadas con varitas mágicas, también gnomos; /  el sol, pueblos en montañas…/ Flores más imaginación, por sentir en mí, esos perfumes, con solo ver su color.  / Todo desde una ventana: Ventana de la ilusión. La ventana de mi tren  / que, con el aro del tiempo y la energía de los sueños, se mueve y gira a la vez.

Ilustración: Una obra de Cézanne con uno de sus paisajes preferidos: "La montaña Sainte-Victoire", fotografiada por mi en MADRID en la Exposición del Museo Thyssen el día 11/04/2014.
                            
             SANTURDE DE RIOJA 16/05/2014 >>> ALICANTE 17/09/2017

Mª Jesús Ortega Torres


sábado, 3 de febrero de 2018

Con los ojos cerrados



El silencio tiene la belleza de la espera.
La ilusión  de lo que va a venir y que anhelamos.
Nos alerta
Nos prepara
Nos intimida
          y
 conmueve
Aunque nos duerma…
¡También nos despierta!
Nos pasea por los mares
y también por las estrellas.

…Y, con los ojos cerrados vemos todo el UNIVERSO y esa mano que allí espera.
Que te pide
Que te ofrece
Que te da su vida entera.




ALICANTE 1/02/2018

Mª Jesús Ortega Torres

(Ilustración: Fotografía de mi  colección personal, de la playa de "Los locos" en TORREVIEJA (Alicante)